LAS SEÑALES Y PROFECIAS CUMPLIDAS ANUNCIAN LA PRONTA VENIDA DE CRISTO

Blogs Cristianos Evangélicos

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Locations of visitors to this page

3 PASOS PARA LA RESTAURACION

 

INTRODUCCIÓN:

 

Ø     Cuál es el verdadero camino para alcanzar restauracion y libertad interior? 

     La Biblia expresa: 

         “Hay camino que al hombre le parece derecho pero al final es camino de muerte”  (Proverbios 14:12.) 

     Este es el camino  del pecado , de la vida sin Dios; es el camino de los hombres y mujeres  que caminan sin dirección , guiados por sus propios argumentos  nacidos en el egocentrismo y su naturaleza pecaminosa. Es el camino de los hombres encadenados y esclavos de sus propios argumentos construidos para no enfrentar el dolor , la injusticia o frustración. 

    “Camino de paz no conocen , y no hay justicia en sus senderos; han torcido a su favor las sendas, cualquiera que ande en ellas no conoce la paz” 

(Isaías 59:8.) 

Pero hay un camino que es el verdadero: el camino del amor a Dios, al prójimo y a sí mismo; el camino de la vida eterna; el camino para ser libre de las cadenas de opresión  que impiden la paz interior y libertad para actuar en amor y de acuerdo a la voluntad de Dios. 

Este es el camino para la renovación de la mente y el corazón, superando el ayer para aprender a vivir el hoy con gozo y paz aún en medio de luchas y que hace ver el mañana con esperanza y sin temor ni afán. 

Es el camino que vence al pecado y sus frutos en el alma; es el único camino que trae salvación eterna, libertad y sanidad de las heridas del alma ¡Jesucristo! 

          ¡“Este es el camino, andad en  él; y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda”! (Isaías 30:21.) 

 

La dirección de su camino está en su palabra, la Biblia.

Este es el único camino que se debe elegir al estar encadenado y esclavo  a un mundo de tinieblas en el fondo de tu corazón  a causa del pecado y que guía por un camino errado , como esta escrito:

        “Habéis arado iniquidad, habéis segado injusticia, habéis comido fruto de mentira. Porque has confiado en tu camino, en la multitud de tus guerreros” 

(Oseas 10:13.) 

Jesucristo, el Hijo de Dios, es el único camino para ser libres . Así se expresa  en la Biblia:

        

         “Yo soy el camino , la verdad y la vida, nadie viene al Padre si no es por mí” 

 (Juan 14:6.) 

         

           “Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” (Jn. 8:32 )    


 TEMA 1: LA PERSONA A RESTAURAR: EL HOMBRE ESCLAVO  

 

Ø      EN  EL DESARROLLO DE ESTE TEMA SE RECONOCERAN LAS CONSECUENCIAS NEGATIVAS DEL PECADO EN LA VIDA DE LA PERSONA, LOS ENEMIGOS DEL MUNDO INTERIOR Y LOS MECANISMOS DE DEFENSA QUE SE  UTILIZAN PARA NO ENFRENTARLOS

 

1. 1    PERFIL PSICOLÓGICO Y CONSECUENCIAS NEGATIVAS DEL PECADO EN EL CUERPO, ALMA Y VIDA ESPIRITUAL

      La persona que presenta serios problemas emocionales y espirituales debido a sus experiencias dolorosas en su andar por el mundo.  Tiene problemas de concepto e imágenes inadecuadas sobre la idea de Dios y Satanás, por lo tanto no se ve su avance en su desarrollo espiritual.        Viene del mundo con diferentes espinos nacidos del divorcio, la prostitución, el alcoholismo, el homosexualismo, la agresión, traumas emocionales desde la infancia, y en general por el pecado propio y de otros sobre su vida.

     Está seriamente dañada por lo que no puede actuar en amor  porque sus ojos espirituales están cubiertos por los espinos del temor, la ira, la baja autoestima, la culpa, frustración y  sentimientos de rechazo.

     Estos sentimientos negativos afectan también sus emociones por lo que puede manifestar ansiedad, depresión, angustia y tiene profundos sentimientos de soledad y abandono.  Su lenguaje desvirtuado le obstaculiza su crecimiento espiritual y no puede ver a Dios como un Padre de amor y de perdón. Esto se debe a que su área, emocional dañada afecta su vida espiritual porque es un ser que funciona en forma integral con sus tres áreas:  cuerpo, alma y espíritu.

     Esta persona no puede comprender qué es la gracia de Dios, porque en sus experiencias pasadas solo ha conocido el amor condicional, el rechazo, la traición.  Por lo tanto ha  levantado mecanismos de defensa que le impiden confiar y creer en su palabra en lo más profundo de su corazón; o sea carece de convicción

     Podemos entender su condición en el siguiente versículo:

     “Mi alma ha sido privada de la paz, he olvidado la felicidad”  (Lamentaciones 3:17.)

     El pecado en la vida de la persona produce diferentes consecuencias negativas y adversas en su área espiritual, emocional, mental y física, así como en sus relaciones con los demás. Veamos cuáles son estas cadenas de opresión interior que lo esclavizan: 

     Dentro del alma  son los sentimientos de culpa, de rechazo, de abandono y soledad, baja autoestima, odio, rencor, resentimiento, temores, fobias, preocupación y todos los pensamientos y emociones destructivos que te impiden la paz y dominio interior.

 

CONSECUENCIAS

¨       En el alma:  (mente y corazón)

Obsesiones, depresión, ansiedad, angustia, deseos de venganza, suicidio, frustración, envidia, celos, codicia, impaciencia, dispersión; incapacidad de perdón, ausencia total de paz interior, enfermedades mentales, desesperanza.

¨       En el cuerpo:

Enfermedades sin causa física:  Problemas de sueño, taquicardia, estrés, problemas alimenticios y digestivos, asma, dolores de cabeza, de espalda, artritis, colitis, úlceras y todo tipo de enfermedades y dolencias a causa de la tensión interna.

En el siguiente versículo  podemos ver la importancia de traer los pecados a Dios en confesión y el beneficio para la salud física y emocional.

 “Mientras  callé mi pecado, mi cuerpo se consumió con mi gemir durante todo el día porque día y noche tu  mano pesaba sobre mi y mi vitalidad se desvanecía con el calor del verano” (Salmo 32: 3,4.)

 

           ¡Ay de mi,   por mi quebranto!,  mi herida  es incurable, más yo me dije:  de cierto esta es una enfermedad y debo soportarla" (Jeremías 10:19.)

 

“Enmudecí y callé, guardé silencio aun acerca de lo bueno, y se agravó mi dolor” (Salmo 39:2.)

 

¨       En la vida espiritual: 

Imagen inadecuada de Dios, culparlo  y sentirse abandonado por El.  Temor al castigo y juicio severo de Dios, obstáculos en el crecimiento espiritual.  Temor desmedido a Satanás.

La persona puede llegar a sentir  que Dios no responde, culparlo por sus experiencias dolorosas,  reclamarle su vida actual, por tanto  te será  difícil confiar en El.  De esta manera pierde la comunión con Dios, porque tiene temor al castigo y no se atreve a ser honesto en oración.

     No puede alcanzar confianza en Dios, aspecto indispensable y primordial para ser restaurado.

      Analicemos lo anterior en el siguiente versículo:

 

    ¿“Porque es mi dolor perpetuo y mi herida incurable que rehúsa sanar? ¿Serás en verdad para mi como corriente engañosa, como aguas en las que no se puede confiar?” (Jeremías  15:18.)

 

     En el siguiente salmo podemos ver las consecuencias negativas y adversas del pecado  en la vida espiritual, emocional y mental así como las consecuencias en enfermedades sin causa física. El salmista sufre de poderosos sentimientos de culpa y se autocastiga interiormente, culpando a Dios por ese castigo. Podemos deducir que a causa de la tensión interna el salmista sufre de diferentes dolencias y de depresión al expresar que anda sombrío todo el día. De aquí la importancia de dar a conocer a las personas esclavas el poder libertador de la palabra de Dios y la obra redentora de Jesucristo al pagar por el pecado de la humanidad.

 

 

MEDITACION:

“Señor, no me reprendas en tu enojo, 

ni me castigues en tu furor.

Porque tus saetas se han clavado en mi,

y sobre mi ha descendido tu mano.

Nada hay sano en mi carne a causa de tu indignación;

en  mis huesos no hay salud a causa de mi pecado.

Porque mis iniquidades han sobrepasado mi cabeza;

como pesada carga, pesan mucho para mi,

mis llagas hieden y supuran

a causa de mi necedad,

estoy encorvado y abatido en gran manera,

y ando sombrío todo el día.

Porque mis lomos están inflamados de fiebre,

y nada hay sano en mi carne.

Estoy entumecido y abatido en gran manera;

gimo a causa de mi corazón.

Señor todo mi anhelo está delante de ti,

y mi suspiro no te es oculto.

Palpita mi corazón, mis fuerzas me abandonan,

y aún la luz de mis ojos se ha ido de mi.

Mis amigos y mis compañeros se mantienen lejos de mi plaga.

Y mis parientes se mantienen a distancia.

Los que buscan mi vida me tienden lazos,

los que procuran mi mal hablan de mi destrucción,

y  traman traición todo el día”.                                                

                                   ( Salmo 38:1-12. ) 

 

1.1            EL PECADO Y LAS CADENAS DE OPRESIÓN

       "Todo el que comete pecado es esclavo del pecado"  (Juan 8:34.)

 

Ø      ¿Porque el pecado esclaviza?

            Todas las personas somos en menor o mayor grado prisioneras  debido a la esclavitud del pecado, dado que nos domina internamente.

         La persona es esclava  del pecado contra Dios, contra su prójimo, contra sí mismo; así como del pecado de otros contra su vida.

              El pecado tiene consecuencias en la vida de la persona a saber:

              Lo separa de Dios, la Biblia expresa:

"Por cuanto todos pecaron y no alcanzaron la gloria de Dios”

(Romanos 3:23.)

Al estar separado de Dios hay muerte espiritual porque se pierde la vida eterna a su lado...

"Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro" (Romanos 6:23.)

Todos hemos pecado a causa de nuestra naturaleza pecaminosa. El pecado contamina al hombre en sus relaciones con Dios, con los demás y consigo mismo. También en su vida emocional, metas y sueños, porque enferman su mente y corazón, le trae enfermedades. Todos estos aspectos le hacen prisionero de si mismo porque no puede actuar con seguridad  sino guiado por impulsos y emociones destructivas: por sentimientos de culpa, temor al castigo, ira y toda consecuencia que impide la paz interior como  expresa el salmista en los  siguientes versículos:

"Tu, oh Señor, no retengas tu compasión de mí; tu misericordia y tu verdad me guarden continuamente, porque  me rodean males sin número; mis iniquidades me han alcanzado, y no puedo ver; son más numerosas que los cabellos de mi cabeza, y el corazón me falla"(Salmo 40:11,12.)

 

 

Ø      ¿CUALES SON LAS CADENAS DE OPRESION INTERIORY LA RESPUESTA DE DIOS?

 

 

 

 

CADENA DE OPRESIÓN

 

 

RESPUESTA DE DIOS

CULPA

GRACIA Y PERDON DE DIOS, PERDON AL PROJIMO Y A SI MISMO.

RENCOR, ODIO

PERDON AL PROJIMO Y A SI MISMO

SENTIMIENTO DE SOLEDAD Y ABANDONO

ACEPTACION DEL AMOR Y COMPAÑERISMO CON DIOS, AMOR INCONDICIONAL DE DIOS.

SENTIMIENTOS DE RECHAZO Y BAJA AUTOESTIMA

ACEPTACION QUE HA SIDO          CREADA POR DIOS CON PROPÓSITO CON DONES Y TALENTOS.

TEMORES Y FOVIAS

CONOCIMIENTO DE LA SUPREMACIA DE DIOS SOBRE EL MAL

FRUSTRACIÓN

ACEPTACION DE LA SOBERANIA Y VOLUNTAD DE DIOS.

PREOCUPACION Y AFAN FUTURO

CONFIANZA EN DIOS SOBRE EL FUTURO.                    

 

 

 

 

     1.3  RESISTENCIA Y MECANISMOS DE DEFENSA PARA  EVADIR EL DOLOR

 

         "Más engañoso que todo es el corazón y sin remedio; ¿quién lo comprenderá?" (Jeremías 17:9.)

 

     En el  versículo anterior,  el corazón representa la mente subconsciente de la persona y la forma que utiliza para reprimir el dolor. Conocer los pensamientos ocultos es obra del Espíritu Santo durante la restauración. El puede comprender  y revelar todo conflicto interno.

 

                   Los mecanismos de defensa es la forma que utiliza la persona para  dar su propia explicación sobre un hecho doloroso y que le permite aminorizar el dolor y la intensidad. El problema consiste en que estas explicaciones se llegan a convertir en argumentos que dirigen la mente y las emociones. Muchos de estos argumentos nacen desde la infancia, así que estos mecanismos son difíciles de detectar y aún la misma persona desconoce. Estos son los pensamientos que utiliza el adversario para controlar al hombre y esclavizarlo.

La Biblia los denomina:  muros,  fortalezas, cadenas,  y todo obstáculo que se levanta contra la verdad de Dios;  argumentos creados en la mentira para no afrontar la culpa, las imágenes de temor y todo lo que  causa dolor, vergüenza o requiere lucha. La mayoría de las personas prefieren vivir con estos mecanismos de defensa dado que enfrentarlos y destruirlos requiere lucha, cambio y perseverancia;  sin embargo desconocen que el precio a pagar es muy alto porque no pueden crecer espiritualmente ni sentirse libres internamente. Los mecanismo de defensa son entonces mentiras que se oponen a la verdad de Dios. Por eso la verdad de Dios, que es su palabra, tiene poder libertador. Como está escrito:

 

“Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” ( Jn.8.32.)

 

     Los  mecanismos de defensa  más comunes son los siguientes:

¨       NEGACIÓN:  La persona evade los hechos reales para no enfrentarse al dolor, la culpa y la vergüenza. Porque siente que  es mejor  pensar que no ha sucedido nada, que todo está bien.  Para vencer este mecanismo se debe  reconocer que la negación no cambia las cosas, solo trata de ocultar el sol con un dedo y encadena con sentimiento de culpa.

 

¨       RACIONALIZACIÓN:  Esta es  otra forma de autoengaño donde impera el yo, el egocentrismo.  La persona da una explicación según su conveniencia a un hecho o lo construye a través de su infancia y percepción del mundo, cuando era niño, cuando no estaba en capacidad de entender los sucesos, por lo tanto puede crear argumentos lejanos a la realidad pero que le evitan enfrentar el dolor emocional. Llega a utilizar esta explicación tantas veces que convierte esta mentira en una verdad de su vida, no importa lo descabellado e ilógico que parezca.

 

¨       PROYECCIÓN:  Este es un reflejo de los propios sentimientos que se proyectan en otras situaciones o personas. La persona refleja en otros lo que realmente siente pero que no  quiere admitir; juzga severamente, critíca, condena. Un ejemplo de esto es asumir  que los pensamientos de los demás son negativos con respecto a sí mismo porque en el fondo es lo que siente por si mismo.   Lo que le estorba lo ve en los otros porque no puede admitir que está dentro de sí mismo. Así puede reflejarse el odio, aunque niegue que lo siente porque al creerse bueno no puede concebir que dentro de si mismo moren estos sentimientos.

 

 

¨       COMPENSACIÓN:  Consiste en irse al extremo opuesto de lo que se siente como forma de autoengaño.  Expresa que se es muy bello, si en el fondo se cree lo contrario; imagina ser poseedor de un futuro de fama y riqueza, porque se tiene una baja autoestima.

 Esta forma de autoengaño puede estallar en una reacción explosiva de violencia o crisis por la tensión interna de sostener un pensamiento o emoción que no se ha liberado por temor a enfrentar una realidad dolorosa. Estos sentimientos son poderosos en personas con baja autoestima.

 

¨       CULPAR A OTRO:  Se le atribuye la responsabilidad a otro para no admitir la  responsabilidad, como el caso de Adán y Eva cuando pecaron  (Génesis 3:8-12.) Son personas que en su vivir diario buscan siempre  culpar a otros de sus fallas, y por lo general a las personas que afectan    

     a sus familiares más cercanos o a los más débiles. El no asumir la propia culpa es una forma de defenderse del temor al castigo y condenación por parte de Dios, del prójimo y de sí mismos. Con este mecanismo de defensa  el arrepentimiento y deseo de cambio se hace difícil.

 

¨       CREAR FANTASÍAS Y VIVIRLAS:  Con este mecanismo la persona vive en un mundo imaginario que le sirve para evadir la realidad dolorosa que no concuerda con sus deseos y metas y se aferra entonces a una vida imaginaria con respecto a su pasado, presente o futuro.

     Todos estos mecanismos ciegan a la persona y obstaculizan la restauración. Cuando la persona llega a conocer los mecanismos de defensa propios deja de ser esclavo a su propia mentira y asume la verdad de Dios.

           Todo lo anterior aleja a la persona de los planes de Dios para su vida e  impiden que se tomen las decisiones que le permitan hacer su voluntad.

 

         En ese mundo de mentira (tinieblas) se establece la obra de Satanás.

 

Si estás  dispuesto,  Dios hará que caigan los mecanismos de defensa (muros, fortalezas) y realizará su ministerio, como está escrito:

             

    “Yo iré delante de ti y allanaré los lugares escabrosos; romperé las puertas de bronce y haré pedazos sus barras de hierro”  (Isaías 45:2.)

        

   “El derribará las fortalezas inexpugnables de tus murallas, las humillará y las echará por tierra, hasta el polvo”  (Isaías 25:12.)

 

1.4  EL CONTROL DEL NIÑO INTERIOR E IMPLICACIONES EN EL AREA ESPIRITUAL

 

     “¿Porque es mi dolor perpetuo y mi herida incurable, que rehúsa sanar?  Serás en verdad para mi como corriente engañosa como aguas en las que no puedo confiar? “ (Jeremías  15:18.)

 

     Dentro de nuestra alma, mora lo que algunos llaman el niño interior. El es el bagaje de emociones y sentimientos reprimidos de dolor, frustración, abandono, sentimientos de injusticia, temor, rechazo  y  soledad sufridos durante la  infancia. Estos sentimientos y emociones yacen el la mente y el corazón de la persona adulta dado que  no pudieron ser superados durante la infancia  porque en esa edad el niño no estaba en capacidad de explicarse en forma lógica y realista las causas de sus carencias y dolor.

 

     En la etapa adulta, estas emociones dañadas y argumentos pueden tomar control de la vida de las personas en una forma explosiva haciendo reaccionar exageradamente frente a un estímulo o situación que no se puede controlar.

     Estas reacciones se deben al control que ejerce el niño interior herido sobre la vida de la persona.

 

     Por otra parte surgen sentimientos referentes a la relación de autoridad de las personas que estuvieron a cargo de nuestras vidas durante la infancia. Las experiencias hacia la desobediencia y castigo, control y autoridad  generan muchos sentimientos que causan temor, ira, e inseguridad en la vida adulta.

     Estos sentimientos también se proyectan en el área espiritual, porque hay que recordar que el ser humano actúa en forma integral con sus tres áreas: cuerpo, alma y espíritu. De esta formas sus experiencias que le generan desconfianza, sentimientos de desamparo, temor al castigo  etc son proyectadas en una  imagen inadecuada de Dios. Porque al llegar y entregar la vida a Dios se la esta entregando al Padre celestial que nos demanda obediencia. La palabra “Padre Celestial”, puede acarrear sentimientos de desconfianza y temor. Esto es debido al control del niño interior herido dentro de la mente y corazón de la persona.

 En la Biblia podemos encontrar algunos versículos donde los personajes bíblicos  proyectan estos sentimientos de inseguridad hacia el Padre Celestial, hacia la figura de Dios:

     

     “Clamo a ti y no me respondes, me pongo en pié y no me prestas atención”

 (Job 30:20.)

 

 

 “¿Con qué me presentaré al Señor y me postraré ante el Dios de lo Alto?  Me presentaré delante de El con holocaustos, con becerros de un año? Se agrada el Señor de millares de carrneros, de miriadas de ríos de aceite?  Ofreceré mi primogénito por mi rebeldía, el fruto de mis entrañas por el pecado de mi alma?”  (Miqueas 6: 6,7.)

 

  

  El amor imperfecto recibido en la infancia  enseñó al niño que para recibir amor hay que dar algo a cambio. Esto se debe al amor condicional con que fuimos criados.

Si se hace algo bueno se obtiene algún premio, y si se hace algo malo se obtiene castigo.

 

    De  acuerdo a lo anterior puedes entender ahora porqué te es difícil confiar en Dios y entregarle las cargas.

         Esto es  porque lo estás viendo a través de tus ojos espirituales dañados por el pecado.  Esto ha provocado en el fondo de tu corazón, una imagen y concepto inadecuado de Dios que opera en forma silenciosa como una barrera  entre el verdadero Dios y tu espíritu.

Conoces con tu mente que Dios es fiel pero algo te impide creer en el fondo de tu corazón que el quiere ayudarte.

 

       Desarrollaste un mecanismo de defensa  que te dice que es mejor no confiar.  Ese sentimiento es el temor a ser rechazado o traicionado, no es propiamente un temor a Dios sino a sufrir nuevamente.  Es un mecanismo de defensa para un alma que ha sido muy herida en su caminar por el mundo.

 

         Para liberarse de estos mecanismos de defensa y control de las emociones del niño interior herido , que estorban en tu crecimiento espiritual debes primero conocer las causas de esa desconfianza maligna. Porque sin esa confianza absoluta en Dios el camino hacia tu paz interior y restauración estará lleno de tropiezos y luchas.

         Otro obstáculo que te impide ver al verdadero Dios de amor, es la rebeldía hacia la autoridad celestial.  Estos sentimientos nacieron en la infancia, por temor al castigo. Este temor nació en tu relación conflictiva con las personas que te cuidaron y te corrigieron en forma inadecuada.  Por esta razón en tu relación con Dios puedes proyectar ese temor hacia la  Autoridad Divina.

         Para ser Hijo de Dios debes obedecerle, pero esa palabra puede sonar en el corazón de tu niño interior con gritos de angustia o dolor porque crees que siempre fallarás y serás castigado.  Debes entender que Dios no castiga sino que disciplina a todos los que ama.    La Bibliadice:

 

          “Tuvimos padres terrenales para disciplinarnos  y los respetamos, con cuanta más razón no esteraremos  sujetos al Padre de nuestro espíritu y viviremos? Porque ellos nos disciplinaban por pocos días como les parecía, pero El nos disciplina para nuestro bien, para que participemos de su santidad" (Hebreos 12:9,10.)

         

            La disciplina de Dios es para renovarte, por amor. 

La desconfianza y temor al Dios que representa autoridad y obediencia,  puede inducirte a servirle  en forma compulsiva porque en el fondo de tu corazón lo que quieres es ganar su aprobación.  Esto no es extraño porque es lo que has aprendido en el mundo imperfecto en que vives.  Debes recordar que desde tu conversión verdadera has obtenido su perdón y aceptación. Por tanto no tienes que hacer nada para conseguir la aprobación y bendiciones de Dios padre.   Si siempre estás pidiendo a Dios perdón por pecados del ayer es posible que sientas estos sentimientos.  Si te sientes muy pequeño e indigno cuando te comparas con los demás y crees que Dios no quiere bendecirte como a otros es porque tu valor propio o autoestima está dañada  y la estás proyectando a Dios.  Debes recordar que Dios no hace acepción de personas (Hechos 10:34.)  Debes confiar en que El completará la obra en ti, conforme a los propósitos para lo que fuiste llamado.

        

     La ira contra Dios  puede ser un pecado que estés ocultando, pero Dios todo lo conoce.  Esto al mismo tiempo te produce sentimientos de culpa y temor a Él; lo que te impide acércate con confianza y seguridad. Reconoce si estás culpando a Dios de tus tragedias personales o por las experiencias dolorosas  y carencias de tu infancia  y pídele perdón porque el pecado te separa de El.

         Es necesario que canceles  la rebeldía, el sentimiento de culpa, el temor al castigo, la oposición a la obediencia, la ira contra Dios y los sentimientos de baja autoestima que te dicen que no eres importante para El. Estos obstáculos te impiden confiar en Dios y entregarle las cargas, para que sea restaurada tu vida y puedas gozar de paz interior.  Conociendo y meditando sobre estos impulsos en tu vida, puedes empezar a confiar en Dios como un Padre de amor perfecto. Si confías en El, podrás entonces confiar y creer en su palabra y estarás firme en la lucha que enfrentaras durante  tu restauración.

 

ORACION:   

 

“Oh Señor, escucha mi oración,

presta oídos a mis súplicas.

Respóndeme  por tu fidelidad, por tu justicia;

y no entres en juicio con tu siervo,

porque no es justo delante de ti ningún viviente,

pues el enemigo ha perseguido mi alma.

Ha aplastado mi vida contra la tierra;

me ha hecho morar en lugares tenebrosos

como los que hace tiempo están muertos.

Y en mí languidece mi espíritu;

mi corazón está consternado dentro de mí.

Me acuerdo de los días antiguos,

en todas tus obras medido,

reflexiono en la obra de tus manos,

a ti extiendo mis manos;

mi alma te anhela como la tierra sedienta.

Respóndeme pronto, oh Señor,

porque mi espíritu desfallece;

no escondas de mí tu rostro,

para que no llegue a ser como

los que descienden a la sepultura.

Por la mañana hazme  oír tu misericordia,

porque en ti confío;

enséñame el camino en que debo andar,

pues a ti elevo mi alma.

Líbrame de mis enemigos, Oh Señor;

en ti me refugio.

Enséñame a hacer tu voluntad,

porque tú eres mi Dios;

tu buen espíritu me guíe a tierra firme.

Por amor a tu nombre, Señor vivifícame;

por tu justicia, saca mi alma de la angustia,

y tu misericordia, extirpa a mis enemigos,

y destruye a todos los que afligen mi alma;

pues yo soy tu siervo”(Salmo 143.)

 

 

Ø      Ahora es posible conocer que  la imagen inadecuada de Dios nace del corazón del niño interior herido que ha levantado  mecanismos de defensa y formas de control y evasión para no ser sanado interiormente.

Este aspecto es el mas importante de sanar a nivel espiritual porque  es la base         fundamental para confiar en el verdadero Dios de amor perfecto.

 

 

 

TEMA 2. COMO OPERA DIOS EN LA RESTAURACIÓN

 

Ø      EN EL DESARROLLO DE ESTE TEMA SE CONOCERA EL MINISTERIO DE JESUCRISTO, LA OBRA DEL ESPIRITU SANTO  EN LA RESTAURACIÓN  Y LA NECESIDAD DE USAR LAS ARMAS ESPIRITUALES PARA VENCER

 

Ø      MEDITACION : EL SIERVO EN LAS AULAS DE DIOS

     Te dije un día ante tu llamado:  ¡Heme aquí Señor!, envíame a mi, yo iré Señor (Isaías 6:8.)  Quiero llevar luz a la oveja ciega y ungir con aceite fresco a la oveja herida de tu redil.

         Y escuchaste  mi respuesta mas no me enviaste, me dijiste:  “Estad quieto y conoced que yo soy Dios”  (Salmo. 46:10.)

         Porque yo quería correr para dar tu mensaje pero aun no estaba listo:   debía ser renovada mi mente y mi corazón.

         Me hablaste entonces y dijiste:  Pondré primero mi palabra en tu boca, mi amor en tus brazos, mis lágrimas en tus ojos, y haré que tus pies no corran para que tengas que escucharme en tu aflicción.  Porque debo llegar primero a tu corazón herido que aun tiene partes de piedra debido a las experiencias dolorosas de tu pasado. "Yo te daré un corazón de carne"  (Ezequiel 36:26), porque yo hablaré a la oveja ciega y herida a través de tu boca y de tus brazos, pero debo poner mi amor, mi palabra, mi consuelo y perdón dentro de ti.

     Yo te perdono dijiste, pero debes aprender a perdonarte a ti mismo. Yo destruyo tu orgullo para que puedas también pedir perdón, y te muestro mi misericordia para que la tengas con otros a tu alrededor. Debo liberarte del dolor de tu ayer y de la ansiedad e incertidumbre que te produce tu mañana porque te atan y te hacen esclavo.  Transformarte y moldearte solo es posible si aprendes a confiar en mi poder y fidelidad solo a través de los momentos difíciles.

         Permitiste entonces pruebas y más pruebas en mi vida hasta el límite de mi resistencia, pero no resbalé porque tu me estabas cuidando.

         Tocaste mi área emocional, mis sentimientos; destruisteis  mis metas y sueños y los cambiaste por los pensamientos de Dios (Isaías 55:9.)

         Porque para que yo pudiera consolar a otros debía primero sentir tu consuelo ( 2 Corintios 1:4.) Me consolaste mientras lloraba, y preguntaba incrédulo porqué permitías mi sufrimiento que me impedía servirte porque yo te había dicho:  Heme aquí Señor.

 Colocaste tu palabra en mi corazón herido y de mi corazón pasó a mi boca y derramaste tu amor en mis manos para hacerme tu siervo en las aulas de Dios.

         Me estabas preparando en el Ministerio de la consolación y misericordia a la oveja herida, porque escuchaste mi oración cuando dije:  Heme aquí Señor.

         Me estabas quitando la venda de mis ojos para que pudiera conducir a otros ciegos.  Me estabas dando misericordia y palabra de poder para el enfermo,   el postrado, el solitario, el carente y todos los que tu llamas tus pequeños y que ahora puedo ver cuando recuerdo mi dolor.

         Tenías que llenar la vasija que formaste con el barro de mi existencia,  me moldeaste y me llevaste a tus aulas celestiales.

         Me diste la cruz de Cristo porque yo tenía que ir al calvario y morir a mi yo, para que Cristo resucitara y viviera dentro de mi ser interior.

    Yo no entendía que me estabas preparando porque no existe otra forma de entender y sentir el dolor de otros, solo a través del propio dolor.  

     Por eso ahora comprendo... Tú hablas a otros a través del amor porque Tú, Dios, eres amor 8.)Encontraste en mí un corazón dispuesto, lleno de debilidades y sufrimiento, mas era el barro perfecto para que tu poder se glorificara porque tu poder se glorifica en la debilidad  (2 Corintios 12:9.)

         Y yo seguía preguntando…¿Porqué, porqué Señor ?...

         Mas ahora sé que un porqué no existe en la escuela de Dios; un para qué, es la pregunta correcta porque responde a los propósitos de Dios.

         Mas aunque entienda que soy barro en tus manos me pregunto:  ¿Hasta cuándo Señor?..Cuando terminarán mis pruebas para poder servirte como yo quiero Señor? Y Tú respondes:  no es como tú quieras sino como yo quiera, por que yo soy tu Dios.

         Y ahora al pasar el tiempo, sigo en la escuela de Dios, mas miro hacia atrás y comprendo que he aprendido tu palabra a través de la aflicción, porque solo el dolor destruye las fortalezas construidas en el ayer y en el pecado:  el orgullo, el egoísmo y todo lo que pertenece a mi naturaleza egocentrista y que se resiste a morir para que tu vivas.

         Hoy cuando veo al cautivo recuerdo cuando era cautivo, cuando escucho al que muestra ira sé que está atado a su dolor.  Cuando veo la oveja herida y postrada en una cama, me doy cuenta que tú necesitas mis brazos y tu misericordia dentro de mí para llevar amor, y el mensaje de salvación.

         Porque Tú eres Espíritu (Juan 4: 24.)  Necesitas de una  vida dispuesta para que tu uses su boca, sus brazos y sus pies para ir y venir pero con una mente y corazón renovado. Necesitas a alguien que entienda que es más bienaventurado dar que recibir: Necesitas a alguien con testimonio para que pueda hablar con convicción y autoridad en el nombre del Señor.

         Ahora entiendo que así preparas Tú a tus siervos: En el foso de la aflicción. 

         Sé que todo lo que he escrito y todo lo que me has dado puedo darlo sin egoísmo porque no me pertenece, son tus pensamientos, son tus sentimientos, son el instrumento para que tu Santo Espíritu pudra "el yugo de opresión" (Isaías 10:27) porque ahora tú vives dentro de mí, porque me has hecho tu siervo.

     Sé que tú eres soberano y todo lo que permites tiene un propósito en mi vida y la de otros. Y aún te digo: ¡Heme aquí Señor!...Porque prefiero morir a mi yo para que otros vivan en ti, que vivir para que otros mueran sin tu salvación y consuelo.

 

He aquí te he purificado,  pero no como a plata, te he purificado en el crisol de la aflicción” (Isaías 48:10.)

 

 

2.1  EL MINISTERIO DE JESUCRISTO

 

El es  la verdad que enfrenta y vence tus mentiras construidas en tu ayer; es  la vida en abundancia que te ofrece, es el alimento espiritual y paz perfecta. 

      En el Libro de Isaías vemos una profecía con relación a los atributos del Señor Jesús:

 

     “Porque un niño nos ha  nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará  su nombre Admirable Consejero, Dios poderoso, Padre  Eterno, Príncipe de Paz” (Isaías  9:6.)

 

     El es el principio y el fin, El esta en tu   ayer, en tu hoy, en tu mañana. Esta  en tu mundo interior porque es omnipresente.

     El es el buen pastor que cuida sus ovejas y sana sus heridas:  El es tu Salvador, Tu libertador, tu sanador emocional, quien puede restaurar tu vida fragmentada por el dolor de tu pasado a causa del pecado en tu vida. Es la  única luz que te puede librar de la prisión de  tus tinieblas  y que te impide sentir paz interior. Jesús se expresa en el siguiente versículo:

 

       “Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no andará en tinieblas sino que tendrá la luz de la vida”(Juan  8:12.)

     El ministerio de liberación y sanidad interior del Señor para tu vida se encuentra  en el  siguiente pasaje y versículos  bíblicos:

 

       “ El espíritu del Señor Dios, está sobre mí,

porque me ha ungido el Señor

para traer buenas nuevas a los afligidos.

Me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón,

para  proclamar libertad a los cautivos

y liberación a los prisioneros.

Para proclamar el año favorable del Señor,

y el día de la venganza de nuestro Dios.

Para consolar a todos los que lloran,

para conceder que a los que lloran en Sión

se les dé diadema en vez de ceniza,

aceite de alegría en vez de luto,

manto de alabanza en vez de espíritu abatido,

para que sean llamados robles de justicia,

plantío del Señor, para que Él sea glorificado”(Isaías 61:1-3.)       

 

  “Conduciré a los ciegos por un camino que no conocen, por sendas que no conocen los guiaré, cambiaré delante de ellos las tinieblas en luz y lo escabroso en llanura, estas cosas haré”(Isaías 42:16.) 

 

     “Con llanto vendrán, y entre súplicas los guiaré;  los haré andar junto a  arroyos de aguas, por camino derecho en el cual no tropezarán; porque soy un padre para Israel, y Efraín es mi primogénito” (Jeremías 31:9.)

 

Porque yo he de satisfacer el alma cansada y he de saciar a toda alma atribulada” (Jeremías 31:25.)

 

He aquí yo le traeré salud y sanidad; los sanaré y les revelaré abundancia de paz y de verdad.  Restauraré el bienestar de Judá y el bienestar de Israel y los reedificaré como eran al principio.  Los limpiaré de toda maldad que cometieron contra mí, y perdonaré todas las iniquidades con que pecaron contra mí y con las que se revelaron contra mí” (Jeremías  33:  6-8.)

 

         En la restauración Jesucristo hace fluir el amor de Dios indispensable para poder enfrentar el dolor y ser capaz de perdonar como Él nos ha perdonado.  Él es el compañero permanente y ante las crisis, el amigo, el Señor, el apoyo, el que escucha y entiende, el que perdona, el psicólogo.  Es el apoyo permanente para liberar todo los sentimientos y emociones reprimidas.

 

JESUS ES:

 

¨    El Hijo de Dios, el Salvador (Juan 3:16.)

¨    El camino, la verdad  y la vida (Juan 14:6.)

¨    La luz del mundo (Juan  8:12.)

¨    El libertador  (Juan 8:36.)

¨    El sanador  de las emociones dañadas (Isaías 61:1-3.)

¨    El guía  (Salmo 32:8.)

¨    El que escucha y responde  (Jeremías 33:3.)

¨    El pastor que cuida a las  ovejas  (Juan 10:27-29.)

¨    Luz de revelación a los gentiles (Lucas 2:32.)

 

 

     2.2  EL MINISTERIO DEL ESPIRITU SANTO

 

Ø      ¿Quién dirige la restauración dentro del mundo interior?

El Espíritu Santo actuando en la mente y corazón de la persona, cuando ha recibido a Jesucristo en su corazón de acuerdo a lo que la Biblia expresa:

No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros? (1 Corintios 3:16.)

 

Vosotros no estáis en la carne sino en el Espíritu, si en verdad el Espíritu de Dios habita en vosotros.  Pero si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, el tal no es de El” (Romanos 8:9.)

          El Espíritu Santo opera en el mundo interior de la persona renovándolo paulatinamente a través de la revelación de las verdades Bíblicas que confrontan las mentiras construidas en el pasado y que esclavizan su vida.

         La verdad que revela el Espíritu Santo es lo que libera al hombre:

 

“Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8:32.)

 

       “Ahora bien, el Señor es el Espíritu, y donde está el Espíritu del Señor hay libertad"(2 Corintios 3:17.)

El ESPIRITU SANTO ES:

 

¨    El que todo lo escudriña (1 Corintios 2:10.)

¨    El consolador (Juan 14:16, 17.)

¨    El que convence de pecado, de justicia y de juicio (Juan 16:8.)

¨    El que regenera (Tito 3:5.)

¨    El que liberta de la ley del pecado y de la muerte (Romanos 8:2.)

¨    El que guía  (Romanos 8:14.)

¨    El que da fortaleza  (Efesios 3:16.)

¨    El que da el fruto (Gálatas 5: 22, 23.)

¨    El que da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. (Romanos 8:16)

¨    El que nos recuerda las cosas de Dios (Juan 14:26.)

 

 

EL CARÁCTER DEL ESPIRITU SANTO:

 Es una de las tres personas de la Trinidad.

 Comparte todos los atributos de Dios.

¨    Es eterno  (Hebreos 9:14.)

¨    Omnipotente y con poder (Lucas 1:35.)

¨    Omnipresente  (Salmo 139:7,8.)

¨    Omnisciente  (todo lo sabe)  (1 Corintios 2:10,11.)

         En el proceso de sanidad de las heridas del alma, el Espíritu Santo es el consolador.

        En el proceso de liberación de pensamientos destructivos y mentiras, es el que revela lo oculto y guía a toda verdad como expresa la Biblia:

 

         “El Espíritu de verdad, os guiará a toda verdad” (Juan 16:13.)

 

          “El Espíritu todo lo escudriña, aún las profundidades de Dios”

          (1 Corintios 2:10.)

 

            El Espíritu Santo utiliza la palabra de Dios, la oración personal y de intercesión así como la oración dirigida a través del tiempo.  Confronta toda mentira  y rompe los mecanismos de defensa para que la persona se enfrente a su realidad de pecado que lo esclaviza.

 

 

2.3   LAS ARMAS ESPIRITUALES EN LA RENOVACION DE LA MENTE

“El destructor ha subido contra ti, monta guardia en la fortaleza, vigila el camino: fortalece tus lomos, refuerza más tu poder" (Nahum 2:1.)

 

 

              Este versículo te muestra la necesidad de asumir las armas que Dios nos ha dado para luchar y vencer.

              Cuando se intenta un cambio espiritual Satanás trata de destruir la obra de Dios de diferentes maneras, pero Dios nos ha dado las armas espirituales para vencer las fuerzas del mal.

            Las armas espirituales están contenidas en todos los preceptos bíblicos referentes a la lucha espiritual entre el bien y el mal, por eso es necesario conocerlas para utilizarla contra las fuerzas del mal y  luchar con poder contra sus artimañas y mentiras.

 

      La Biblia expresa:

 

     “ Fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza. Revestios con toda la armadura de Dios para que podáis  estar firmes  contra las incidencias del diablo.

          Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huested espirituales de maldad en las regiones celestes.

          Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis  resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estad firmes.

           Estad pues, firmes, ceñida vuestra cintura con la verdad, revestios  con la coraza de la justicia, y calzados los pies  con el apresto del evangelio de la paz; en todo, tomando el escudo de la fe con el que podrás apagar todos los dardos. Tomad también  el yelmo de la salvación y la espada del espíritu que es la palabra de Dios.

          Con toda oración y súplica orad en todo tiempo  en el espíritu  y así velad con toda perseverancia y súplica por todos los santos”(Efesios 6: 10-18.)

 

          Dios nos ha hecho guerreros contra las fuerzas de las tinieblas. En tu renovación de tu mente y corazón verdaderamente se establece una batalla interior de pensamientos   que te confunden y quieren tomar control de tu vida., pero debes estar seguro de que tendrás la victoria y debes luchar hasta vencer …

 

          “Porque las armas de nuestra contienda  no son carnales, sino que son poderosas  en Dios para la destrucción de fortalezas, destruyendo especulaciones  y todo razonamiento altivo que se levanta contra el conocimiento de Dios, y poniendo todo pensamiento en cautiverio a la obediencia a Cristo” (2 Corintios 10: 4,5.)

 

          Todo pensamiento, argumento, pacto, doctrina que estableciste  en el pecado es una fortaleza que se levanta contra tu libertad interior. Con las armas espirituales Dios te da el poder para vencer y renovar tus pensamientos  pero debes estar sometido al  su Señorío y obedecerle.

 

¿Cuál es la armadura que Dios nos da  en la lucha espiritual para vencer?

 

¨       La oración     

¨       El nombre de Jesús

¨       La sangre de Cristo

¨       La palabra de Dios

¨       La autoridad sobre las fuerzas del mal que nos dio Jesucristo

(Lucas 10:19.)

 

3. LA PALABRA DE DIOS Y EL PENSAMIENTO POSITIVO

La Palabra de Dios dice:

          “Ya no andéis así como andan también los gentiles. En la vanidad de su mente, entenebrecidos en su entendimiento. Excluidos de la vida de Dios por causa de la ignorancia que hay en ellos. Por la dureza de su corazón; y ellos habiendo llegado a ser insensibles se entregaron a la sensualidad para cometer con avidez toda clase de impurezas. Pero  vosotros no habéis aprendido a Cristo de esta manera, si en verdad lo oísteis y habéis sido enseñados en Él. Conforme a la verdad que hay en Jesús, que en cuanto a vuestra anterior manera de vivir, os despojéis del viejo hombre, que se corrompe según los deseos engañosos, y que seáis renovados en el Espíritu de vuestramente, y os vistáis del nuevo hombre, el cual en la semejanza de Dios, ha sido creado en la justicia y santidad de la verdad” (Efesios 4:17-24.)

 

                   La renovación del  “Espíritu de vuestra mente”  es un proceso espiritual mediante la obra del Espíritu Santo que opera con “la verdad que es  la palabra de  Dios que desplaza al viejo hombre para dar lugar al nuevo hombre y hacerlo libre, como está escrito:

 

         Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” (Juan 8:32.)

 

         “El espíritu de verdad os guiará a toda verdad porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga;  y os hará saber lo que habrá de venir” 

(Juan 16:13.)

 

         Esta renovación no es un acto solo de Dios sino que es necesaria tu participación, como dice el siguiente versículo:

         “En cuanto a tu anterior manera de vivir, os despojéis del viejo  hombre, que se corrompe según los deseos engañosos” (Efesios 4:22.)

 

         Este versículo  indica que debes   realizar acciones y  actitudes que demandan  lucha contra los viejos hábitos, pecados, pensamientos destructivos y negativos que oprimen tu vida.

         Despojarse del viejo hombre requiere esfuerzo, perseverancia, voluntad y lucha.  Todo este proceso debes realizarlo mediante la obediencia  y apropiación para aplicar en tu vida, a la Palabra de Dios.

         “La ignorancia es causa de que los gentiles anden en la vanidad de su mente entenebrecidos en su entendimiento, por la dureza de su corazón” (Efesios 4:18.)      

 

            “Ser renovado en el espíritu de tu mente y vestirte del nuevo hombre, que ha sido creado en la justicia y santidad de la verdad, en la semejanza de Dios”

(Efesios 4:23,24.)

 

         ... consiste en la transformación paulatina de tus pensamientos profundos que afectan todo tu ser, así como tus emociones y sentimientos.

         Si en el fondo de tu corazón moran pensamientos negativos estos estarán llevándote siempre al fracaso en tu área espiritual, emocional y te inducirá a enfermedades y pecados.

         Estos pensamientos se oponen a las bendiciones de Dios porque no te permiten crecer en la fe y son los que te hacen esclavo y prisionero de ti mismo.

         Es necesario vestirse del nuevo hombre con la Palabra de Dios, porque:

         La Palabra de Dios es viva y eficaz: y más cortante que cualquier espada de dos filos: penetra hasta la división del alma y del espíritu, de las coyunturas y los tuétanos.  Y es poderosa para discernir los pensamientos y las intenciones del corazón” (Hebreos 4:12.)

 

      "Toda escritura es inspirada por Dios y útil para  enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin  de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra" ( 2 Timoteo 3:16,17.)

 

         La palabra de Dios tiene el respaldo de la fidelidad y poder de Dios, porque Dios lo que dice lo cumple.

         Es necesario que entiendas que antes de una acción, pecado, emoción, sentimiento, etc. se da el pensamiento.  Por eso, tus pensamientos negativos debes cancelarlos para cortar sus consecuencias adversas.  Pero si perseveras con los  pensamientos que están en la Palabra de Dios y que el Espíritu Santo te revela para cada situación, estarás cambiando la dirección de tu vida para salir de tus ataduras y tu aflicción.

        

Ø      Vestirse del hombre nuevo es proclamar continuamente la Palabra de Dios especialmente cuando se siente  una fuerte lucha interior porque tiene poder y desata los pensamientos positivos.

        

         Expresar la Palabra de Dios a las manifestaciones adversas de tu alma es debilitar las cadenas que te oprimen porque es levantar la bandera de la victoria como una de tus principales armas y es fortalecerte espiritualmente con seguridad y convicción.

         Vestirse del hombre nuevo es edificar sobre la roca, sobre cimientos firmes y permanentes.

         Los cimientos de tu mente renovada llegarán a estar sólidos si están construidos con los pensamientos de Dios.  Así cuando los vientos destructivos de tus sentimientos de rechazo, culpa, rencor, etc. vengan sobre tu alma, esta permanecerá fuerte para vencer. Créele al Señor cuando traiga a tu corazón su palabra como esta escrito:

      

     “Así será lo que sale de mi boca, no volverá a mi vacía, sin haber realizado lo que deseo y logrado el propósito para el cual la envié”  (Isaías 55:11.)

 

       “Yo velo sobre mi palabra para cumplirla”(Jeremías 1:12.)

           

La Palabra de Dios es” la espada del espíritu” (Efesios 6:17.)

 

             “La Palabra está muy cerca de ti, en tu boca y en tu corazón para que la guardes” (Deuteronomio  30:14.)

 

                        “No os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de nuestra mente, para que verifiquéis cual es la voluntad de Dios:  lo que es bueno, aceptable y perfecto”(Romanos 12:2.)

 

Ø      PARA MEDITAR:

 “La ley del Señor es perfecta,  que restaura el alma;

el testimonio del Señor es seguro, que hace al

sabio sencillo.

Los preceptos del Señor son rectos, que alegran el corazón

el mandamiento del Señor es puro, que alumbra los ojos.

El temor del Señor es limpio, que permanece para siempre;

los juicios del Señor son verdaderos, todos ellos justos.

Deseables más que el oro; sí, más que mucho oro fino,

más dulces que la miel y que el destilar del panal.

Además, tu siervo es amonestado por ellos:

en guardarlos hay gran recompensa”

(Salmo 19:7-11.)

TEMA 3: LA MINISTRACION A GRUPOS

 

 

3.1 RECOMENDACIONES PARA  SEGUIMIENTO:

 

         Las personas necesitan primero aceptación, amor y una ministración paulatina en un ministerio de restauración con personas preparadas en el área psicológica y la Palabra de Dios. Debe reunirse con otras personas con las que puedan compartir situaciones similares para apoyarse mutuamente, estableciendo  un día especial para este ministerio para ser guiadas a la renovación de su mente y corazón mediante un proceso de charlas y ministración específica de sus diferentes áreas dañadas.         

     Muy importante también es propiciar un tiempo para que puedan expresar sus sentimientos y emociones reprimidas. Para ello es necesario que el ambiente sea el adecuado y las personas estén reunidas de acuerdo a edad, sexo o según  la necesidad . Lo importante es que pueda existir un ambiente de confianza y libertad para hablar. Estas personas necesitan un ministerio especial de restauración, terapia espiritual y compañerismo porque el amor y aceptación es básico para estas almas sedientas de amor y de ser escuchadas.

Las charlas deben ser dirigidas a grupos específicos por edad, sexo, grupos mixtos o según el tema a tratar.

Las charlas deben tratar de seguir un orden paulatino, pero habrá que estar atento especialmente a las necesidades del grupo y la dirección del Espíritu Santo. Las personas desde el principio  deben tener claro cual es el carácter de Dios dado que los conflictos emocionales pueden proyectarse  hacia una imagen inadecuada de Dios o Satanás y estos aspectos impiden el crecimiento espiritual.

Debe establecerse un ambiente de confianza y seguridad, aceptación y amor a las personas.

Debe existir un periodo de oración al final de la charla dirigida por el líder sobre el tema a tratar y las necesidades que se presenten.

Debe existir un grupo de apoyo para dar consejería individual.

El ministerio de alabanza es fundamental para ablandar el corazón y permitir que caigan los mecanismos de defensa personales.

Las charlas deben estar distanciadas para permitir que la persona asimile las enseñanzas de las verdades bíblicas.

 

 

3.2  DIFERENCIA  ENTRE LIBERACION Y SANIDAD INTERIOR    

         Para que se dé la restauración   es necesario que la persona sea ministrada en liberación y sanidad interior. Por lo tanto es necesario aclarar las diferencias de estos ministerios y la necesidad dentro de la restauración. 

    Dentro de la Iglesia Cristiana se desarrollan estos ministerios, pero muchas veces por desconocimiento, se cometen errores en la forma de ministración, y en lugar de traer paz y libertad a la persona que busca a Dios, confunden y empeoran su situación espiritual y emocional.            Por eso, es importante conocer cuáles son las diferencias y las necesidades que hacen que estos ministerios estén estrechamente relacionados y sean parte de la restauración.

         Es necesario recordar y tener claro que el ser humano está formado de cuerpo, alma y espíritu y las tres áreas trabajan en forma integral:  Si un área está dañada, afectará negativamente las otras áreas.

         Desde el punto de vista espiritual una persona poseída bajo el dominio de un espíritu maligno; manifestará también un comportamiento emocional trastornado  y sufrirá en su cuerpo. 

Esta persona debe ser ministrada en oración de liberación de acuerdo al poder que Jesucristo dio a su Iglesia (Lucas 10:19).

         En esta acción las fuerzas del mal dejan de operar ante el Poder del Espíritu Santo en la oración y la palabra de Dios .El tiempo requerido para esto puede ser corto o instantáneo según la necesidad que se establece en la lucha espiritual.

         Como la persona está bajo el dominio total de la opresión demoniaca, está imposibilitada a liberarse por sí solo;   necesita de los siervos de Dios.  Sin embargo es consciente de su situación y en su área emocional (alma) siente temor, angustia, vergüenza, ira.  Los siervos deben ser discretos, sabios y operar en amor;  no hacer de la ministración un espectáculo público porque esto afectará la imagen y concepto de la persona dentro de la congregación.  Además, debe tenerse en cuenta que toda persona liberada debe continuar en el ministerio de sanidad interior para llevarlo a su restauración, pero... ¿qué es sanidad interior?

         Sanidad interior es el resultado, en el alma de la persona, de un proceso de renovación de su mente y corazón, que le trae paz interior, lo libera de los recuerdos dolorosos y le permite restaurar su vida presente de acuerdo a la voluntad y planes de Dios para su vida.

         La sanidad interior  abarca la curación de las emociones y sentimientos dañinos que traen depresión, ansiedad, angustia y falta de paz, debido a recuerdos dolorosos no sanados que distorsionan también los pensamientos y crea mentiras propias para justificar la experiencia o reprimirla.

     A diferencia de la liberación demoníaca, en la sanidad interior la participación activa, decisión y perseverancia de la persona son indispensables y se requiere de un tiempo indefinido donde trabaja el Espíritu Santo, guiando, redarguyendo y revelando la verdad que hace libre (Juan 8:32.)

         Este es un proceso paulatino de “quitar el espino” y sembrar, en los pensamientos la palabra de Dios y en el corazón el amor perfecto de Dios. 

     La palabra para la mente enferma y el amor para el corazón herido lleno de odio y rencor a causa del dolor del pasado.

         Todas las personas necesitamos sanidad interior porque todos estamos heridos, mas no todos necesitamos liberación demoníaca.  Sin embargo,  en ambos casos se pueden dar manifestaciones como ira, ansiedad, depresión, angustia pero no siempre son por causas espirituales.  La mayoría de  veces se debe a los frutos de los recuerdos dolorosos del pasado no resuelto, por tanto los siervos de Dios deben tener cuidado en la forma de ministrar.  

 

         En este aspecto se cometen muchos errores que empeoran la situación de la persona .Veamos los siguientes  ejemplos:

    Una persona que ha sufrido depresión por mucho tiempo, busca de Dios y es liberada de un espíritu de depresión.  La persona regresa a casa y la depresión empeora. Entonces, siente que Dios la ha abandonado, que su última esperanza no existe, o que es indigna y hay pecado en su vida.  Esta situación la hace caer en una depresión más profunda y pierde confianza en el poder de Dios.  El problema es que esta persona necesita ser ministrada en sanidad interior y no liberación  y guiarla hacia su restauración. Errores similares se producen cuando  se ministra liberación demoníaca  a una persona que sufre de la enfermedad epilepsia.

    Esta enfermedad presenta  manifestaciones similares a las del muchacho del espíritu mudo (Marcos 9:17-22): Se apodera de él, lo derriba, echa espumarajos, cruje los dientes y se va consumiendo. Se puede mencionar también el caso de personas con trastornos hormonales que manifiestan ansiedad severa o depresión  por causas físicas.¿ Cuantos niños también no habrán sufrido traumas que en su edad adulta les impedirá confiar en el “Padre”, o temerán se ministrados con la “sangre”  de Cristo?…Porque en los recuerdos dolorosos la persona también crea imágenes que le causan temor y están distorsionadas de la realidad.


      Es lógico que  todas estas personas necesitan ministración ; pero no siempre se debe a que están poseídos por un espíritu inmundo. Por supuesto Satanás usa estas situaciones para oprimir a la persona, pero no es lo mismo opresión  que posesión.   

         En conclusión toda persona que necesita liberación deberá tener un seguimiento de sanidad interior y restauración, pero no toda persona que necesita sanidad interior necesita ser ministrada como una persona endemoniada. Cualquiera que sea la situación , se debe recalcar en forma auténtica el amor de Dios, a través de los actos de los siervos de Dios que necesitan comprensión, sabiduría y sobre todo haber sido llamados por Dios a cada ministerio.  Porque Dios al que llama, prepara, a través de su propia experiencia ( 2 Corintios 1:4).

 

Ø      ¿POR QUÉ ALGUNAS PERSONAS NO SON RESTAURADAS AUNQUE ESTAN EN CRISTO JESUS?

 

         Porque no se atreven a reconocer su propia responsabilidad por el temor y sentimientos de culpa. Prefieren achacar todo problema culpando a otros y cierran la puerta del corazón. Dios demanda una condición:  que le abramos la puerta (que es la voluntad), creamos en El y le obedezcamos porque, El no obliga.  El invita, El llama...., El pide que le entreguemos las cargas y le sigamos…

         “He aquí estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y abre la   puerta yo entraré, cenaré con él y él conmigo” (Apocalipsis 3:20.)

 

 

3.3  RECOMENDACIONES Y ERRORES QUE DEBEN EVITARSE EN EL MINISTERIO DE RESTAURACION

      Recordando que somos seres integrales con alma cuerpo y espíritu que se interrelacionan, encontré los siguientes errores que deben evitarse por parte de los siervos de Dios durante la ministración en el Ministerio de restauración.  También menciono algunas recomendaciones importantes.

 

ERRORES:

 

Ø      Tratar de achacar toda manifestación adversa solo a causas espirituales.

 

Ø      Hacer de la ministración un espectáculo público.

 

Ø      Menospreciar la forma de culto y enseñanzas de otras denominaciones en lugar de unirse con un mismo propósito.

 

Ø      Utilizar la culpa y temor a Dios para ganar beneficios económicos o de servicio a la congregación o ministerio

 

Ø      Dar un énfasis  fuerte a servir antes de que la persona tenga una preparación bíblica y sea sanado de sus emociones dañadas

 

Ø       Jalar, golpear  o tocar con fuerza las  partes enfermas del cuerpo para reprender demonios, con la consecuencia negativa para la dolencia y el enfermo

 

Ø      Pedir al enfermo que deje de inmediato el medicamento


Ø      Reprender y esperar que  se vaya de forma inmediata un espíritu de depresión solo con una oración de liberación y sin seguimiento.

 

Ø      Hacer responsable al enfermo por la  ausencia de curación  o respuesta de Dios indicándole que es por su pecado o apatía.

 

Ø      Forzar a la persona a que tenga la misma visión de la iglesia.

 

Ø      Impedir que la persona exprese ira  si realmente lo siente. Decirle que los cristianos no deben sentir ira en lugar de indicarle la forma  adecuada de liberarla.

 

Ø      Obligar a la persona a perdonar por culpa y temor y no por amor, recurriendo  a que Dios no lo perdonará, sin considerar que primero es necesario que elabore el dolor y emociones destructivas.

 

Ø      Hacer creer que el perdón es un sentimiento y no una decisión

 

Ø      Oponerse  a los nuevos medios de predicación de la palabra como la música, Internet y otros medios, por la resistencia a dejar las tradiciones.

 

Ø      Hacer el llamado a salvación basándose en el temor al infierno y no en el perdón y misericordia de Dios, no importa el pecado

 

Ø      Hacer  demasiado énfasis en lo negativo y la obra de Satanás  que induce a ver siempre lo malo de la vida y a un  estado permanente de temor.

 

Ø      Hacer oraciones que inducen a imágenes grotescas de la enfermedad y obra destructora de Satanás.

 

Ø      Equivocar manifestaciones de enfermedades físicas como la epilepsia y otras a manifestaciones demoníacas.

 

Ø      Crear dependencia psicológica con el consejero y no con Dios

 

Ø      Obligar a la persona a soltar una inseguridad, temor o culpa como una forma mágica y en un instante. Forzarla a enfrentar sus propias debilidades y temores sin darle tiempo a que elabore el dolor y asuma la palabra de Dios.

 

Ø       Hacer creer a la persona que será restaurada en un instante y que basta solo la participación de Dios. No hacerla ver la necesidad de que debe luchar, perseverar y asumir.

 

Ø      Hacer sentir mal a la persona por el llanto, quejas y manifestaciones de ira. Ignorar que la persona es un ser emocional y necesita liberar la ira y dolor

 

Ø      Obligar a la persona a expresarse siempre en victoria cuando no lo esta, porque esto le impide ser  honesto consigo mismo y con Dios

 

Ø      Dar a conocer las artimañas de diablo induciendo al temor y necesidad de ser guerrero las 24 horas del día, sin enseñar a reposar en el poder y soberanía de Dios.


Ø      Tratar de expresar grandes dotes de poder de liberación y demostrar al mismo tiempo la ausencia de amor al desvalido y enfermo.

 

Ø      Que los psicólogos ignoren la importancia de los conflictos espirituales, imagen inadecuada de Dios  y percepción desmedida ante la obra de Satanás.

 

Ø       Que los líderes cristianos ignoren los conflictos y raíces psicológicas del ser humano desde la infancia.

 

Ø      Hacer oraciones negativas por ejemplo reprendiendo espíritu de cáncer que destruye el cuerpo y por lo tanto tensa a la persona y le causa temor.

 

Ø       Creer que cada persona puede restaurarse a la misma velocidad, sino entender que cada una necesita el tiempo necesario que dirigirá el Espíritu Santo.

 

Ø       Cortar una ministración de liberación o sanidad interior con el mover del Espíritu Santo, porque el horario de la iglesia lo establece.

 

Ø       No dejar hablar de sus conflictos a la persona que necesita ser escuchada.

 

Ø      Regañar a la persona enferma a nivel emocional por sus lamentos y por que no se declara en victoria.

 

Ø       Obligar a que la persona que  abrase a su enemigo si no esta preparada para eso dado que esto es una  decisión interna en el tiempo especifico en cada caso.

 

Ø      Obligar a la persona a dejar su pecado  como adulterio, prostitución o drogas de inmediato sin reconocer que necesita de tiempo ayuda y respaldo económico.

 

Ø      Despreciar la necesidad de una alcohólico o drogadicto porque causa desorden dentro de la Iglesia en lugar de ministrarlo y demostrarle el amor y aceptación de Dios en una forma discreta sin que cause desorden dentro de la congregación.

 

Ø      Respetar la denominación y creencia religiosa y usar la ministración para enseñarle la verdadera palabra de Dios.

 

RECOMENDACIONES:

 

Ø      Prepararse primero en este ministerio mediante el discipulado en le área emocional y espiritual del ser humano.

 

Ø      Apartar a un lugar discreto a la persona en crisis para escucharla, ministrarla y orar por sus necesidades.

 

Ø      Si la persona está en crisis, evitar hacer oraciones que hacen énfasis en la obra destructora de Satanás y al contrario hacer énfasis en el poder y control de Dios sobre todas la s cosas, para que la persona pueda reposar en El y no se sienta guerrera en un momento de debilidad.


 

Ø      Demostrar el amor incondicional a la persona en crisis a pesar de su aspecto o estado emociona.

 

Ø      Darle seguridad que va a estar bien y que se va orar por el o ella.

 

Ø      .Remitirla al ministerio de charlas de la iglesia, para personas con crisis o conflictos.

 

Ø       Evitar niños en la consejería o charlas.

 

Ø      Dejar que la persona llore y exprese sus sentimientos aunque tengas expresiones grotescas.

 

Ø      Decirle que el perdón es una decisión y que debe hacerlo en oración

 

TEMA 4: LA TERAPIA INDIVIDUAL

 

Ø      EN EL DESARROLLO DE ESTE TEMA SE CONOCERAN LOS PASOS QUE DEBEN SEGUIRSE PARA RESOLVER LOS CONFLICTOS INTERNOS, ASI COMO LA NECESIDAD DE USAR HERRAMIENTAS DE TERAPIA QUE AYUDEN A CONSEGUIR LA RESTAURACION

 

 

4.1  PASOS NECESARIOS EN LA RESTAURACIÓN

"Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el viñador. Todo sarmiento que en mí no da fruto, lo quita, y todo el que da fruto, lo poda para que dé más fruto"(Juan 15:1,2.)

 

Ø      EN EL DESARROLLO DE ESTE TEMA SE PODRA    ENTENDER QUE LA RESTAURACION REQUIEREDE TIEMPO, PORQUE SE DEBE CONOCER Y CAMBIAR LOS PENSAMIENTOS Y HABITOS DESTRUCTIVOS.  ESTO REQUIERE   ESFUERZO Y APROPIACION DE LAS VERDADES BIBLICAS PARA  APLICARLAS EN LA VIDA .

 

 

      Si realmente quieres ser libre y restaurar tu vida debes superar los siguientes pasos en diferentes áreas de tu vida. Parece tortuoso y difícil pero con la dirección del Espíritu Santo podrás lograrlo de acuerdo a tu perseverancia, obediencia  y tiempo necesario para tu caso personal.

    El Señor prometió esta transformación en el siguiente versículo:

 

     “Os daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de vosotros. Quitaré de vuestra carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne"(Ezequiel 36:26.)

 

     Este versículo expresa la promesa de Dios para cambiarte internamente. Pero este cambio es paulatino porque debes, en  el proceso, superar los siguientes pasos en cada

área  que el Señor irá transformando:

 

¨       Tener decisión firme para obedecer y vencer    

Lo primero es querer cambiar. Debes estar decidido a ser restaurado confiando en Dios.  Recordando que Dios no obliga a nada, El espera la decisión y obediencia de tu parte.  El que no quiere ser restaurado no lo será.

      "Al de firme propósito guardarás en perfecta paz; porque en ti confía"

    (Isaías 26:3.)

 "Firme está mi corazón, oh Dios, mi corazón está firme, ¡cantaré y entonaré   salmos!” (Salmo 57:7.)

 

¨       Confianza absoluta en Dios

  Debes despojarte de la desconfianza en Dios y de su imagen inadecuada.  Los siguientes versículos muestran la falta de confianza en Dios y sus consecuencias:

 

"Clamo a ti, y no me respondes; me pongo en pie y no me prestas atención" 

          (Job 30:20.)

 

         "A Dios, mi roca, diré:  ¿Por qué me has olvidado?  ¿Por qué ando sombrío por la opresión del enemigo?” (Salmo 42:9.)

 

     Debes derribar los sentimientos de desconfianza para no tener obstáculos en el temor al castigo por los sentimientos de culpa y sentimientos adversos (ira, odio etc.)  a causa del dolor emocional y pensamientos destructivos. La confianza absoluta en Dios y en su palabra  es la base para crecer espiritualmente, como se expresa en el siguiente versículo:

 

 

  "Confía en el Señor con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento.  Reconócelo en todos tus caminos, y El enderezará tus sendas" ( Proverbios 3:5,6.)

 

¨       Honestidad ante Dios para debilitar los mecanismos de defensa

 

Es necesario que liberes  en oración a solas con Dios todo el dolor, siendo totalmente honestos porque El Señor todo lo sabe. Mediante la honestidad serás capaz de derribar tus propias mentiras o mecanismos de defensa, paso esencial para dejar que la verdad de Dios sea internalizada en tu vida. Para esto es necesario que recuerdes que de todos modos Dios todo lo conoce, aún las cosas que no te atreves a decirle. El lo sabe todo, pero ser honesto ante El tiene el efecto de liberarte de las emociones negativas y destructivas. 

 

          "¿Podrá alguno esconderse en escondites de modo que yo no lo vea?"  Declara el Señor” (Jeremías 23:24.)

 

         Veamos, en el capítulo 20, como libera su dolor y tensión el profeta Jeremías, con honestidad de sentimientos y emociones, ante Dios.

 

          "Maldito el día en que nací, el día en que me dio a luz mi madre no sea bendito.  Maldito el hombre que dio la noticia a mi padre diciendo:  ¡Te ha  nacido hijo varón!, Haciéndolo muy feliz.  Sea ese hombre como las ciudades que el Señor destruyó sin piedad.  Oiga gritos de mañana y alaridos al mediodía..." (Jeremías 20: 14-16.)

 

Dios nos invita a echar nuestra ansiedad sobre El para no tener cargas:

 

          "Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que El os exalte a su debido tiempo, echando toda vuestra ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de vosotros" (I Pedro 5:6.)

Ser honestos ante Dios libera la tensión interna; callar produce tensión y conflictos internos, así como enfermedades psicosomáticas:

 

          "Mientras callé mi pecado, mi cuerpo se consumió con mi gemir durante todo el día" (Salmo 32:3.)

 

¨       Aceptar la voluntad de Dios (Señorío)

 

      Tendrás con el tiempo que aceptar su voluntad por hechos dolorosos por causa de accidentes, desastres naturales, muertes, etc. recordar que El no nos mintió.

 

          “Estas cosas os he hablado para que en mi tengáis paz. En el mundo tenéis tribulación, pero confiad; yo he vencido al mundo” (Juan 16:33.)

 

¨       Restaurar la comunión con Dios

 

     Debes confesar tu propia iniquidad a Dios y arrepentirte, pedir perdón a Dios por culparlo del dolor  y abandono por el dolor sufrido.

 

         “Confieso, pues mi iniquidad; afligido estoy a causa de mi pecado”

           (Salmo 38:18.)

¨       Destruir la resistencia y formas de evadir el dolor

Debes enfrentar la propia responsabilidad y consecuencias a causa del dolor emocional y no culpar a otros ni evadir con las propias mentiras (mecanismos de defensa), como lo hicieron Adán y Eva al desobedecer al Señor:

 

          "Y el hombre respondió:  la mujer que tú me diste por compañera me dio del árbol y yo comí. Entonces el Señor Dios dijo a la mujer ¿ Qué es esto que has hecho?  Y la mujer respondió:  La serpiente me engañó, y yo comí"(Génesis 3: 12,13.)

 

         Los mecanismos de defensa se destruyen al aceptar la realidad y responsabilidad de los hechos:

          "Contra ti, contra ti solo he pecado, y he hecho lo malo delante de tus ojos, de manera que eres justo cuando hablas, y sin reproche cuando juzgas"(Salmo 51:4.)

 

¨       Aceptar el perdón de Dios y asumirlo

 

           "Nosotros hemos transgredido y nos hemos rebelado, tú nos has perdonado"    (Lamentaciones 3:42.)

 

          "Cuán bienaventurado es aquel cuya trasgresión es perdonada, cuyo pecado es cubierto" (Salmo 32:1.)

 

          "Yo, yo soy el que borro tus transgresiones por amor a mi mismo, y no recordaré tus pecados" (Isaías 43:25.)

 

          "Te manifesté mi pecado, y no encubrí mi iniquidad.  Dije:  confesaré mis transgresiones al Señor y tu perdonaste la culpa de mi pecado"(Salmo 32:5.)

 

¨       Perdonarte

 

      Porque Dios ha perdonado, por tanto debes asumir los privilegios de ser hijo de Dios.

 

          "Señor, si tu tuvieras en cuenta las iniquidades, ¿Quién, oh Señor, podría permanecer?  Pero en ti hay perdón, para que seas temido"  (Salmo 130:3,4.)

 

          "Porque El nos libró del dominio de las tinieblas y nos trasladó al reino de su Hijo amado" (Colosenses 1:13.)

       

        "Así dice tu Señor, el Señor tu Dios, que contiende por su pueblo:  He aquí, he quitado de tu mano la copa del vértigo, el cáliz de mi furor, nunca más lo beberás"  (Isaías 51:22.)

 

¨       Perdonar al prójimo

 

      Así como Dios te ha perdonado, tendrás entonces la capacidad de perdonar a otros:

 

          "Soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro, como Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros"(Colosenses 3:13.)

 

¨       Despojarse de los viejos argumentos 

Tendrás que quitar  la maleza y escombros en tus pensamientos que son el motor de tus acciones y emociones y renunciar a los viejos argumentos y hábitos destructivos.      Debe despojarse de los viejos argumentos y renunciar a ellos porque no se puede sembrar entre espinos ni construir sobre escombros.

          "Otra vez cayó entre espinos, y los espinos crecieron y la ahogaron y no dio fruto" (Marcos 4:7.)

 

          "Otros son aquellos en los que sembró la semilla entre los espinos, estos son los que han oído la palabra, pero las preocupaciones del mundo, y el engaño de las riquezas y los deseos de las demás cosas entran y ahogan la palabra, y se vuelve estéril” (Marcos 4: 18 , 19).

 

          "Porque así dice el Señor a los hombres  de Judá y de Jerusalén: Romped el barbecho, y no sembréis entre espinos" (Jeremías 4:3.)

         

¨       Sembrar en tierra limpia nuevos argumentos  basados en la palabra de Dios

      Debes sembrar en el área limpia de la mente y del corazón una palabra de poder, de acuerdo a la necesidad. Se debe dejar que el Espíritu Santo guíe, mientras poda cada área de los recuerdos dolorosos. Ciprés y mirto representan  tus nuevos argumentos nacidos de la Palabra de Dios

     "En lugar del espino crecerá el ciprés, y en lugar de la ortiga crecerá el mirto,  y esto será para gloria del Señor, para señal eterna que nunca será borrada"

 (Isaías 55:13.)

 

 

¨       Resolución

     Debes restaurar la vida presente según la voluntad de Dios forjando nuevos planes y metas de acuerdo a la visión que Dios te ha dado y según tus posibilidades y talentos. Dios te dará metas reales y alcanzables. Debes tener presente que la vida cambia por tanto debes ser flexible para iniciar nuevos planes aunque ya no sean los que anhelabas en tu pasado. Dios siempre te dará cosas mejores de las que esperas. El nos dice en su palabra:

          “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, declara el Señor. Porque  como los cielos son más altos que la tierra, así mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos" (Isaías 55:9.)

 

 

ORACION:

 

“A ti , oh Señor, elevo mi alma.

Dios mío, en ti confío;

no sea yo avergonzado,

que no se regocijen sobre mí mis enemigos.

Ciertamente, ninguno de los que esperan en ti

será  avergonzado;

sean avergonzados los que sin causa se rebelan.

Señor, muéstrame tus caminos,

y enséñame tus sendas.

Guíame en tu verdad y enséñame,

porque tú eres el Dios de mi salvación;

en tï espero todo el día.

Acuérdate, oh Señor de tu compasión

y de tus misericordias, que son eternas.

No te acuerdes de los pecados de mi juventud

ni de mis transgresiones;

acuérdate de mí conforme a tu misericordia

por tu bondad oh, Señor.

Bueno y recto es el Señor;

por tanto, El muestra a los pecadores el camino.

Dirige a los humildes en la justicia ,

y enseña a los humildes su camino.

Todas las sendas del Señor son misericordia y verdad

para aquellos que guardan su pacto y sus testimonios.

Oh Señor, por amor de tu nombre,

perdona mi iniquidad, porque es grande.

¿Quién es el hombre que teme al Señor?

El le instruirá  en el camino que debe escoger.

En prosperidad habitará su alma,

y su descendencia poseerá la tierra.

Los secretos del Señor son para los que le temen,

y El les dará a conocer su pacto.

De continuo están mis ojos hacia el Señor,

porque El sacará mis pies de la red.

Vuélvete a mí y tenme piedad,

porque estoy solitario y afligido.

Las angustias de mi corazón han aumentado;

sácame de mis congojas.

Mira mi aflicción y mis trabajos,

y perdona todos mis pecados.

Mira mis enemigos,que son muchos,

y con odio violento me detestan.

Guárda mi alma y líbrame;

no sea yo avergonsado, porque en ti me refugio.

La integridad y la rectitud me preserven,

porque en ti espero.

Oh Dios, redime a Israel

de todas sus angustias”   (Salmo 25) .

 

Ø      ¡Se debe recordar que la restauración es un proceso en el que se tendrá que apropiar de la Palabra de Dios. Será necesario tener paciencia y enfrentar luchas que deberán vencer paulatinamente

 

        

4.2  RECOMENDACIONES GENERALES:

 

¨    Hablar del carácter de perdón y misericordia de Dios.

 

¨    Dar palabra de Dios específico para el perdón de Dios.

 

¨    Ministrar el perdón en oración, si la persona está dispuesta, para sanar la culpa por pecado contra Dios, el prójimo y sí mismo. No obligar sino esperar a que caigan los mecanismos de defensa.

 

¨    Dar palabra de Dios específica para ministrar problemas de temor, afán y baja autoestima.

 

¨    Dar palabra sobre la obra vencedora de Cristo sobre las fuerzas del mal.

 

¨    Incentivar a depender de Dios y no del consejero.

 

¨    Informar sobre el apoyo en oración para su caso.

 

¨    Remitir al ministerio de restauración de la iglesia.

 

 

Debe existir un periodo de oración al final de la charla dirigida por el líder sobre el tema a

 

La intervención no tiene un patrón rígido porque cada caso es diferente pero deben tratarse de lograr las siguientes fases durante la ayuda ofrecida.


Primera fase:  Primer contacto

 

¨    Reconocer con anterioridad si es posible, los datos fundamentales de la persona.

 

¨    Pedir dirección de Dios.

 

¨    Lograr la relajación de la persona en crisis.

 

¨    Dar seguridad y confianza en un ambiente discreto.

 

¨    Escuchar sin interrupciones sin juzgar ni tomar partido.

 

¨    Manifestar empatía, comprensión, paciencia y amor.

 

¨    Dar seguridad en la superación de la crisis.

 

¨    Permitir  que la persona se desahogue al hablar o llorar, etc.

 

Objetivos

 

¨    Reducir el estado de estrés.

 

¨    Entregar la carga a Dios.

 

¨    Contrarrestar impulsos de violencia y riesgos de la vida.

 

¨    Inducir a un proceso de restauración mediante apoyo ministerial.

 

¨    Crear seguridad de que hay solución.

 

Segunda fase:  Exploración y dimensionamiento del problema

 

¨    Detectar el contenido de los sentimientos y las personas involucradas en la crisis.

 

¨    Detectar la ubicación de las causas en el tiempo pasado, presente o ansiedad hacia el futuro.

 

¨    Determinar causas espirituales.

 

Objetivos:

¨    Establecer necesidades inmediatas.

 

¨    Separar lo que no tiene solución a lo que si se puede cambiar.

 

¨    Establecer necesidades posteriores y de apoyo ministerial.

 

 


Tercera Fase: Búsqueda de Soluciones:

¨    Orientar para el crecimiento espiritual basado en la palabra de Dios específica para el problema personal.

 

¨    Buscar soluciones con el acuerdo de la persona para situaciones personales y familiares específicas.

 

¨    Dejar tareas para meditar y poner en práctica en casa orientadas a la inducción de conductas adecuadas y romper conductas destructivas.

 

¨    Lograr que la persona pueda discernir entre lo que se puede cambiar y lo que ya no tiene solución y entregarlo en las manos de Dios.

 

Objetivos

 

¨    Tomar medidas un paso a la vez por mutuo acuerdo respetando la capacidad de la persona.  Lograr que la persona sienta que puede tomar control de sus decisiones y que depende las veinticuatro horas de Dios.

 

¨    Evitar la coodependencia con el consejero.

Cuarta Fase: Seguimiento

 

         Por lo complejo específico y cantidad de personas en crisis el seguimiento debe estar a cargo de un grupo de apoyo ministerial de restauración que lleve a la persona a encontrar su nueva posición en Cristo y restaurarse a nivel personal y familiar.

 

         Dado que muchas de las raíces del problema se encuentran en el pasado desde los primeros años de la infancia, es necesario la intervención por medio de la oración restauradora del perdón.

 

Ø      También pueden ofrecerse charlas específicas para grupos de edades para dar a conocer las posibles crisis del desarrollo, elevar la autoestima y dar consejería para asuntos familiares. Esto deberá hacerse a través de ministerios específicos en la iglesia.

 

 

4.3 HERRAMIENTAS PARA LA TERAPIA ( CASETT)

 

Medios o instrumentos que ayudan a la persona a agilizar y dirigir la renovación de su mente y corazón. Algunos de estos son: La oración positiva, la oración específica, la oración a través del pasado, la práctica de escuchar la palabra de Dios para reemplazar los pensamientos negativos y lograr la renovación de la mente y el corazón, y la apropiación de versículos bíblicos para aplicarlos a situaciones específicas y expresarlos con perseverancia para sustituirlos  por los pensamientos destructivos.  El arrepentimiento y confesión del pecado directamente ante Dios, es también una forma de terapia para sanar el sentimiento de culpa.

    Estos son algunos instrumentos usados en la terapia espiritual:

 

¨    Música espiritual y cartelones con la palabra de Dios.

¨    Oración de acción de gracias para momentos de depresión.

¨    Oración positiva para asumir y apropiarse de las promesas de Dios.

¨    Oración del perdón desde el vientre de la madre para la sanidad de recuerdos dolorosos.

¨    Oración de renuncia y despojo de los viejos hábitos, pecados, ataduras.

¨    Oración para confiar como una oveja herida en el buen pastor (uso de la imaginación.)

 

                   En la terapia espiritual la Palabra de Dios es poder ...

 

      “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz y más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra hasta la división del alma y del espíritu, de las coyunturas y los tuétanos, y es poderosa para discernir los pensamientos y las intenciones del corazón” (Hebreos 4:12.)

 

LA PALABRA DE DIOS ES:

¨    “La espada del espíritu”  (Efesios 6:17.)

¨    "Poderosa para edificar" (Hechos 20:32.)

¨    "Da entendimiento"       (Salmo 119:130.)

¨    "Da gozo"                   (Jeremías 15:16.)

¨    "Produce fe"                (Romanos 10:17.)

 

 

 

 

 

 

LA PAZ DE DIOS QUE SOBREPASA TODO ENTENDIMIENTO, GUARDARÁ VUESTROS CORAZONES Y VUESTRAS MENTES EN CRISTO JESUS (FILP.  4: 7 )

 

Por favor inserta el código:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.